Agradecimientos

gracias

Gracias a aquellos cimballeros que, a través de amenas conversaciones, han contribuido a que estas páginas se fueran llenando, a las charlas en agradable compañía, a los ratos perdidos y encontrados y a la suma de información que la experiencia de la gente de más edad, ha ido desgranando con sencillez y con tan buena memoria, intentando recuperar al menos, una pequeña porción de historias y anécdotas, de canciones y trocitos de recuerdos, un saber inigualable que no proporcionan los libros.

Agradecer y asumir que, aprender a conocer la historias de Cimballa, es un reto que supone poner en valor a todos aquellos que nos anteceden y que llenan de sabiduría los oídos de cualquiera que desee escucharles.

De igual manera es justo nombrar a aquellos que amablemente, han dejado que algunas fotos tuvieran su hueco y que, con su contribución, ayudan a que cada apartado resulte más ameno.

Estas páginas corresponden al lugar común que es nuestro pueblo y a las experiencias de aquellas personas que lo habitan o que forman parte de él, pertenecen a los que se fueron y a los que siempre recordaremos.

De cualquier manera siempre puede enriquecerse esta web con nuevas aportaciones de quien así lo desee, bien en forma de relatos, curiosidades, anécdotas, fotos y cualesquiera datos que alguien considere que deben tener un hueco aquí.

El agradecimiento no es pagar una deuda, es reconocer la generosidad ajena.