Frases

Si no sabes el nombre, también desaparece el conocimiento de las cosas.  Linneo

Expresiones típicas:

Abarrer las replegaduras: Rebañar el plato o la cacerola, aprovechar lo que queda.

A lo primero: Al comienzo.

Al hacerse de día: Al amanecer.

A tajo parejo: Acción de coger, comer, trabajar todo seguido.

A una mala: Si no queda más remedio, en cas o de apuro.

Aiva de ahi: Retírate, quítate de ahí.

A puro de…: A fuerza de…

Armar o preparar un cisco: Haber jaleo o lío.

Arrearle una panadera: Pegarle una paliza.

Arrear un soplamocos: Dar un manotazo en la cara.

Cagarse la moscarda: Depositar sus huevos en carne o pescado.

Comida tasada: Comida justa, algo escasa.

Como un(a) hanganero(a): Ir sucio o desarreglado, también servir a alguien más allá de hacerle un favor o trabajo.

Con que… : Contando un relato, como conclusión o continuación.

Cuenta que: Ten en cuenta.

Dar tralla: Azuzar a alguien. (“Tú dale tralla y verás como espabila.”)

Echar una rulé: Beber vino en bota o porrón, mientras los compañeros cantan coplas o jotas con cadencias lentas.

Estar pagado: Estar contento.

Echar la cera pez: Hacerse mayor, también salir de una enfermedad.

Estar pito: Estar espabilado, no enfermo.

Faltar un tris: Que falta poco para conseguir algo, persona de pocas luces.

Hacerse el onguis: Hacerse el despistado, como que no se ha enterado.

Hacerse mal: Hacerse daño.

Hacerse un salero: Hacerse una herida bastante fea, echarse una mancha o tener un roto muy escandaloso.

Huele que trasciende: Oler muy mal.

Huesque, pasa allá : Voz de mando para las caballerías.

Ir de propio: Ir a propósito a algún sitio. (“Acabo de volver de la plaza y ahora tengo que ir de propio a lo que me dices.”)

Jodo petaca: Expresión de asombro.

Judías cucadas: Judías que tienen cucos o gorgojos.

Llevar los puntos: Bailar llevando bien el son.

Me sabe malo: No me gusta que hagas algo.

Me caguen la hospitalera: Juramento de enfado.

Negro como el tizón: Algo de color muy oscuro.

No lo trafico: No lo soporto.

No estar católico: Estar enfermo, sentirse mal.

No llevar traslado: No llevar algo con un orden (“Se gastó las perras sin llevar traslado alguno”).

No me detengo de hacer o de decir…:  Voy a hacer o decir algo…

No por cierto: Negación total.

No te amuela: No te fastidia.

¡Otro que tal mea¡: Otro que hace lo mismo.

¡Otra que te pego!: Indica sorpresa o repetición.

Parar cuenta: Fijarse en algo.

Parar mejor/bien: Quedar mejor o bien.

Pillar o agarrar un choto: Enfadarse y llorar, más propio de niños.

Ponerse de chupa domine: Mojarse en demasía. Criticar a alguien en exceso.

Ponerse como un boto: Hincharse una extremidad, la cara. También enfadarse.

Pretar a correr: Echarse a correr.

Punta abajo: Cabeza abajo.

Que no enredo: Que no me entretengo, tengo prisa.

Redios la baco: Juramento de enfado.

Romperse la crisma : Exagerando al caerse: romperse la cabeza.

Se conoce que…: Comienzo de frase para dar una información. Parece que.. se diría que…

Ser de un tiempo: Tener la misma edad.

Sacar de pila: Ser madrina o padrino del bautizo, el rito mismo del bautizo.

Ser parejo: Hacer las cosas de malas maneras, chapuceramente (El significado de la palabra dice lo contrario: parejo significa igual)

Tan pagada: Tan contenta, tan feliz y satisfecha.

Tener ansias: Tener náuseas.

Tener cuajo: Aguantar lo que sea, comer sin ascos.

Tener más miedo que alma: Mucho miedo dicho con sorna (“Cómo vas a ir de noche, si tienes más miedo que alma.”)

Tener pelusilla: Se decía a los niños cuando tenían celos de sus hermanos.

Te veo variadillo: Estar cambiado, a veces incluso algo enfermo.

Un corrico de tierra: Un trozo de tierra pequeño.

Ver los santos: Ver los dibujos de un libro.